Arañuela Roja

La Arañuela Roja, también llamada Acaro Tejedor, es ampliamente polífaga y ataca tanto plantas cultivadas como espontáneas. Ataca principalmente las legumbres y las cucurbitáceas, aunque también puede causar daños en todas las solanáceas cultivadas, clavel, rosa, lechuga y frutales.

Todos los estadios suelen vivir juntos en colonias protegidas por hilos de seda. La dispersión la suele realizar la hembra adulta descolgándose con hilos de seda y dejándose llevar por el viento. Dada su tendencia a vivir en colonias, su incorporación es indiscutible. Normalmente viven sobre las hojas y desarrollan sus mayores daños en las más delicadas. Se hallan en hojas sensibles y jóvenes, pero completamente desarrolladas; no es frecuente que prefieran los brotes. En el invernadero el ataque se manifiesta por focos.

La hembra puede producir más de 50 huevos durante su vida; su multiplicación depende de condiciones ambientales, temperatura elevada y sequedad. El buen estado nutricional de las plantas, con elevados aportes de fertilizantes nitrogenados aumenta el crecimiento de la población de arañuela. La temperatura óptima para esta especie se halla normalmente por encima de los 30° y puede desarrollarse hasta los 35° - 40°. A dichas temperaturas puede completar una generación en menos de 10 días.

Se observa frecuentemente una proliferación espectacular de sus poblaciones tras el empleo continuado de algunos insecticidas para combatir otras plagas, hecho que se deben a la eliminación de sus enemigos naturales y al estímulo directo sobre su fertilidad.

Se alimentan de las células epidérmicas produciendo una decoloración más o menos intensa. La saliva que inyectan produce el amarillamiento y deformación de los tejidos. De continuar el ataque, puede aparecer necrosis, lo que da un aspecto herrumbroso. El debilitamiento de la planta y el aumento de la transpiración producen síntomas similares a la sequía. El cultivo toma un aspecto amarillento o decolorado y puede sufrir intensas defoliaciones produciendo importantes pérdidas de rendimiento. Puede acabar con la cosecha en pocos días; la rapidez del avance en la infestación por su alta capacidad de multiplicación hace de la arañuela roja una de las plagas  más temidas en los cultivos bajo cubierta. Los ataques suelen ser tardíos e inducidos por condiciones como temperaturas extremas, sequedad ambiental y estrés hídrico en la planta hospedante.

Cómo se controla:

Para el control de la arañuela roja se debe asperjar con insecticida sistémico la planta infestada cada 15 días aproximadamente dos a tres aplicaciones, hasta eliminar la plaga por completo. 

Volver

┬┐Tiene alguna sugerencia, pregunta para realizarnos?

Contáctese ahora!