Avispa Amarilla

Las Avispas Amarillas (Vespula) son las más pequeñas de la familia Vespidae. Construyen sus nidos bajo tierra, las obreras van y regresan al nido por un túnel subterráneo que termina en un agujero en la superficie de la tierra. Por lo general inician el nido en una madriguera abandonada de un mamífero o en alguna cavidad subterránea similar. Al principio, el nido completa la cavidad subterránea y luego lo agrandan a medida que la colonia va creciendo. Pueden encontrarse partículas de tierra o pequeñas piedritas apiladas en la entrada de una madriguera donde vive una colonia grande.

La Avispa Alemana también anida en construcciones, huecos de paredes, áticos u otros espacios, y utiliza cualquier hoyo disponible en el exterior del edificio como punto de entrada. Esto crea dificultades en el control.

Los nidos de las avispas amarillas se parecen a los de los avispones. Una colonia puede producir varios miles de obreras en una estación. Las colonias en ciertas zonas persisten más de un año, por lo que se les llama perennes. Estas colonias producen más obreras que las típicas colonias anuales.

Algunas especies de Vespulas se alimentan de presas vivas como arañas, gusanos y otros insectos, otras especies buscan carne en la basura, carroña y en mesas de día de campo para alimentar a las larvas en desarrollo. Las Avispas Amarillas también buscan fuentes de azúcar u otros carbohidratos como cerveza, fruta y bebidas dulces en las áreas de día de campo. Las obreras pueden obtener los azúcares del agua miel de los áfidos o insectos similares. Como las nuevas reinas se producen en el nido al final del verano, demandan azúcar de las obreras quienes buscan agresivamente agua miel y otras fuentes de azúcar. Su tendencia de alimentarse de desperdicios pone en conflicto a estas avispas con la gente en días de campo, parque, jardines, etc. Estos conflictos se agudizan principalmente al final del verano y principio del otoño, cuando el número de obreras buscando alimento está en su pico y algunas de sus otras fuentes de carne, presas o azúcar, empiezan a disminuir.

 

Las obreras de las avispas amarillas tienden a ser en cierta manera impredecibles en su respuesta a la gente que se acerca a su nido. Con frecuencia, ignoran completamente a una persona que se aproxima al nido, pero algunas veces agreden a la persona que únicamente pasaban por ahí. Los incidentes más serios de picaduras se presentan cuando se molesta accidentalmente al nido. Por lo general, las obreras que se encuentran lejos del nido ignoran a la gente, las picaduras ocurren cuando quedan atrapadas accidentalmente en alguna parte del cuerpo. Muchos expertos, consideran a la avispa amarilla como la especie social himenóptera más peligrosa por sus hábitos de anidar y alimenticios y, por la prevalencia de personas alérgicas.

 

Para más información ver nota AVISPA

Volver

┬┐Tiene alguna sugerencia, pregunta para realizarnos?

Contáctese ahora!